Bienvenidos a Guatemala

Amanece en la selva Lacandona con sabor a despedida. Hoy partimos para Guatemala.

Tristeza por dejar Mexico, y curiosidad por lo que viene. A partir de ahi, tenemos pocas referencias, solo una recomendacion, !cuidado en Guatemala!, no viajar ni salir de noche…!danger!.

Cargados con las mochilas y la “eterna” guitarra empezamos a caminar por la carretera bajo un sol abrasador. Curioso, porque llevaba dos dias lloviendo y precisamente sale el sol cuando tenemos que partir. Vaya fortuna la nuestra.

Lo bueno de no tener planes es que sabes cuando partes pero no sabes cuando ni como llegaras.

Trayecto muy variado, camioneta, furgoneta, taxi y … momentazo Laos. Cruzamos el rio Usumacinta (frontera con Guatemala) al igual que cruzamos el Mekong. Hace ya un año de aquella experiencia y…,  buenos recuerdos de nuestra family.

Asi pues, en una barquita cruzamos a Guatemala. La frontera, bueno…, un pueblo pequeño, la Tecnica, con caminos mas que calles.

La primera impresion desolacion, la segunda, amabilidad, luz y alegria. Un pais que recién salio de una guerra civil y que aún arrastra sus consecuencias… las consecuencias de eso,  y de muchos años de opresión (no en vano tienen una Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchu, por luchar por los derechos de los indigenas).

Salimos en una furgoneta dirección a Flores, en principio eramos 12, y pensamos que no cabria nadie más, y pront0 descubrimos que en Guatemala siempre hay sitio para otro viajero. A lo largo del camino iban subiendo y bajando pasajeros. Llegamos a contar 34, 3 de ellos arriba de la furgoneta, encima de todo el equipaje.

Hasta 34 personas

La carretera…, un camino de piedra, polvo y arena, y a veces río, tanto que muchos pescaban en el al paso del bus. Es lo que tienen las fuertes lluvias en un pais donde las infraestructuras tienen aún mucho que mejorar.

Los tres, con cara de poker y divertidisimos viendo el ir y venir de la gente, el jolgorio, el subir y bajar a ritmo de las piedras del camino y bajo el sol ardiente de Guatemala.

Guatemala … polvorientos caminos, campos de maiz, mucha luz, … olvido, muchas sonrisas y esperanza. Bienvenidos a Guatemala.

Ya de noche llegamos a Flores, al Hostel Los Amigos, incumpliendo la primera regla en Guatemala (“no viajar de noche”), un lugar con encanto y con habitaciones sin paredes, donde conocimos entre otros al “principe de Persia” y “entrenador de camellos de carreras”.

Amaneciendo, descubrimos el encanto de Flores que por algo es Patrimonio Cultural de su pais. Una pequeña islita  en el lago Peten Itza, con encanto e interesantes embarcaderos.

Los embarcaderos se convirtieron en el lugar de relax, de la conversación, de nuestras risas, del sol, … de mi culo blanco, del sonido de “nuestra” guitarra, del “volar”, de la fiesta y el reencuentro. De mi encuentro con Ben y Denis.

Atardecer en el lago Peten

Ben, nunca conoci a un ingles tan simpatico y tan buena gente … debe ser que tiene sangre andaluza en las venas.

Un parentesis en Flores y nos marchamos con nuestra pareja de amigos ingleses dirección a Remate, un pequeño pueblito a camino entre Flores y Tikal.

Nuestro hogar en el Remate

En el Remate, mas embarcaderos y puestas de sol en el lago,… mosquitos y tranquilidad. Descubrimos la comida de mama Rosa,rica rica, pero se hizo esperar. Aqui no hay estres y la vida transcurre despacio, por eso no es de extrañar esperar mas de dos horas para una sopa de verdurasy un pollo. Eso si, la mejor sopa hasta el momento, y creemos que acababa de matar al pollo para nosotros.

Ayudante de cocina

Lo bonito del pueblo, a parte de la tranquilidad que se respiraba, es que a partir de las 9 de la noche no habia ni un alma en la calle, ni nada abierto, y por remolones…!ala! a dormir sin cenar (bonita cara la de Raul).

Salimos para Tikal, eso si, con bastante retraso porque mama Rosa sigue igual o más lenta que ayer, asi que mientras esperabamos, nos dio tiempo al ejercicio matutino y a inspeccionar el pueblo.

Por aquello de la deformacion profesional que se llama, observe la “arquitectura” de las iglesias, las casas de adobe y la falta de infraestructuras…, apenas estaban colocando alcantarillado en la unica calle medio “asfaltada” del pueblo.

Tikal, el Parque Nacional Tikal, la mayor ciudad maya de todo Mesoamerica (del mundo vamos!!).

Tikal es mucho mas que ruinas, es naturaleza en estado puro. Ademas de la ciudad escondida en la maleza y enterrada aún (solo se ha excavado 1/3) pudimos observar y oir numerosos animales, y oler, … a lo que huele una selva, un bosque encantado. Monos, coatíes en manadas de mas de 20, grandes mariposas azules,…y otros animales a los que no acierto a poner nombre.Tikal

En Tikal, la naturaleza se confunde con la arquitectura, y aunque la entrada es más cara para los turistas, desde luego merecio la pena.

Lo bueno de llegar tarde a los sitios, es que la mayoria de la gente ya se ha marchado, por lo que pudimos visitar el parque practicamente solos, sin jaleo, solo escuchando el sonido de la selva.

He de reconocer que la arquitectura y la cultura maya no dejan  de impresionarme. Cuando contemplas una obra desde lo más alto de la piramide, y ves el mundo por encima de la copa de los arboles… poco mas se puede decir.

El palacio de las Acalanaduras, el de las 150 habitaciones, el del rey y la reina, la mascara más grande, el mundo perdido, la plaza de los 7 templos, … y todo lo que aún se esconde bajo la frondosa selva.

Tikal es una obra de la naturaleza y del hombre, digna de conocer, valorar y cuidar. Un cultura capaz de construir esto no puede ser olvidada.

De nuevo a Flores, aunque con sabor a despedida. Despedida de Ben y Denis, y hola a Tijen, que ahora viaja con nosotros.

En Flores de nuevo, decidimos celebrarlo. Celebrarlo con comida, con fiesta, con baile, con baño, con cerveza y mojitos, con risas…  y mucha alegria. La noche ajetreada, y cada loco con su tema. Bonita noche estrellada sobre el lago Peten Itza, bonita noche para bañarse, saltar y volar sobre el agua. Buena fiesta en el embarcadero y en nuestro bar “la Isla”.

Despertamos tarde, y volvemos a cambiar de planes. Un dia mas en Flores y vamos a la cueva que nos indicaron en el embarcadero. Por suerte en esta no había “boquetes muerte“. Paseo por Santa Elena bajo la lluvia … y otra vez de noche.

Cambiamos de hostel, por uno frente al lago, con paredes, y en este suena musica brasileña…buen sonido para “nuestra” guitarra, y buena voz.

Adios Flores, (Peten)… buena puerta para entrar en Guatemala, lugar donde enamorarse de este pais.

Maite

Anuncios

One response to “Bienvenidos a Guatemala

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: