Semuc Champey: Tesoro Maya

El camino a Semuc Champey desde Flores normalmente lleva 6 horas a nosotros nos costó 12. El motivo obras en la carretera,

Amenizando la espera

donde a alguien se le fue la mano con la dinamita… resultado, un tramo de 300 m de carretera, cubiertos por 10 m de piedra y arena.

Esto es sólo el aperitivo...

Trabajando dos máquinas, otra estropeada, gente pasando con los bultos, motos, bicis, gente encima de las rocas mirando como trabajan, ausencia de encargado de obra. El aviso, en 2 horas estaría limpio, tras una incrusión de Maite, estimó unos días para poder limpiar eso con los medios presentes.

Jefa de obra

Al fin y tras horas de dolor en el trasero debido a la masificación en el transporte y a un hierro muy bien acabado en el asiento… llegamos al Retiro nuestro hostel para esta noche. Todo tiene un porqué y un viaje de este tipo debería de tener una recompensa… un buffet libre 🙂

El Retiro un buen lugar para recogerse en el corazón de Guatemala… cabañas de madera salpicando prados de hierba a diferentes niveles de la colina, techos de palma impiden que las frecuentes lluvias alcancen el interior. El río pasea alegremente a sus pies. Montañas sembradas de café,cacao,

Arbol del cacao

 

maíz, pobladas de frondosos bosques, vegetación selvática… transición de hábitats.

Amanecimos temprano, recargamos energías en un restaurante del poblado y a las 9, rumbo a Semuc Champey.

Semuc Champey quiere decir puente sobre el río en maya. Su nombre se debe a que sobre el río que discurre entre este valle aparece como por arte de magia un puente natural de piedra, tallado por los mismísimos dioses, dando sombra a 300 m del río. Sobre este puente aparecen diferentes pozas, riachuelos de un vivo color azul, refugio del cielo. Estos se nutren de las laderas que se alzan a ambos lados.

Semuc Champey

 

La caminata empieza montaña arriba 15 min de ascensión, piernas cargadas, sudor, respiración agitada y la visión se materializa ante nosotros, grandioso… Semuc Champey aparece a vista de pájaro. Desde nuestro mirador disfrutamos del límpido azul.

 

Ojos de pájaro

Continuamos nuestra marcha montaña abajo. Momento para dejar nuestras pertenencias a un lado…

Los toyos nos esperan, el guía nos explica dónde está el punto donde desaparece el río. Con nuestros propios ojos podemos comprobar como la tierra se traga esos litros y litros de agua, como una boca sedienta tras una larga travesía en el desierto.

Sed

 

Bajada de piscina en piscina, deslizamos por las rocas, saltos al agua,

 

Refrescante

 

nadamos, nos dejamos llevar.

 

Paraíso

Momentos únicos al ser conscientes de donde estamos… conjunción perfecta: cañón, río, cielo azul salpicado de vivas nubes blancas… entorno único.

 

Rica agua

 

En el grupo vamos junto con unos noruegos e israelíes, pero en pocos minutos nos unimos a otro grupo y ya somos 25. Perfecta ocasión para seguir conociendo gente de todas las partes del mundo. Esa es la magia de viajar entablas conversación con cualquiera, la gente está predispuesta a conocer, a compartir, viajar resulta realmente interesante; y no sólo por todo lo que te ofrece el mundo, si no por todas las almas libres que conoces, toda esa gente que se ha salido de la norma y han hecho caso a su corazón sin miedo a lo que piensen los demás, no hacer lo correcto según la sociedad. Hacen lo que les dicta el corazón… vivir soñando, soñar viviendo….

 

 

La última piscina nos deja un desnivel de 10 m con la siguiente.

 

De un salto

 

Siguiente paso salto al vacío, el único detalle… no ves donde caes hasta que estás por el aire acariciando la cascada con los dedos, envolviendo la piel entre rayos de sol y el tacto de las moléculas de agua que descienden libres buscando a sus compañeras. Sensación única… vacío bajo tus pies… inmersión… bocanada de aire… grito de alegría… la adrenalina ha acelerado las constantes vitales y provoca una sensación de bienestar especial, muy especial…

Esta vez agarrados a la roca, nadamos, trepamos… el ruido cada vez más intenso, pasamos bajo una cortina de agua. Uno no se puede acostumbrar a esto… ante nosotros reaparece el río que desapareció unas centenas de metros hacia arriba. Aquí el paso que tiene  empequeñece, acelerando la velocidad del líquido elemento. La cueva se abre a la luz, devuelve al agua la oportunidad de volver a ver el sol, de pasear junto a él.

Una pequeña pausa, retomamos energías. Hacemos buena cuenta de diversos dulces. Rica glucosa.

Para digerir bien, qué mejor que un relajante paseo en tubing… cámaras de aire de diversos vehículos son nuestros flotadores. Río abajo, ritmo suave, relax… fortuna.

 

Punto de salida del tubing

 

Si creíamos que el día era inmejorable la cueva que nos quedaba por visitar se encargó de hacernos cambiar de opinión. Nos adentramos velas en mano en una cueva, 25 personas con sus velas en una caverna por la que pasea alegre, sin miedo a la oscuridad un río subterráneo.

La sensación inexplicable, el momento único. La luz de las velas acaricia nuestros rostros, llena de luces y sombras nuestra cueva. Horas antes ni nos conocíamos, ahora disfrutamos de un momento que grabaremos a fuego de por vida.

Vela en mano y aún nos quedan tres extremidades para nadar, subir y bajar escaleras… Una catarata dentro de una cueva a la luz de las velas… respiración profunda… piel de gallina.

Una cuerda pende entre el agua que cae, impulso y arriba… sonrisa en la boca.

Camino arriba: nadamos, andamos por el agua… último paso del camino antes de volver sobre nuestros pasos. Pequeña laguna, todos en semicírculo iluminándonos unos a otros y los que quieran probar… ascenso 3 m escalando en la roca… salto al agua, situación mágica… cueva, río en ella, velas, gente sonríendo, salto… gritos, aplausos… siguiente…

Si con algo me quedo de Semuc Champey… es que nadie debería dejar este mundo sin conocer este maravilloso sitio.

La magia existe y está en Semuc Champey.

 

De vuelta a casa 🙂

Raúl

Anuncios

2 responses to “Semuc Champey: Tesoro Maya

  • Philippe Belouet

    Bonjour mes petits, je vous souhaite une BONNE ANNEE, pleine de bonheur, de liberté, d’amour et de soleil. Je lis avec plaisir votre littérature, vos envolées lyriques et philosophiques. Vivez , mes petits et soyez prudents. Nous vous embrassons depuis l’Ile Maurice où, même si les aventures ne sont pas les mêmes, nous sommes en plein exotisme.
    Mama de Francia

  • perdiendoelnort

    Bonjour pour notres parents françaises, a tres bonne annee pour vous!! On vous aprecie beaucoup, toujours avec le sourire… profitez de la vie, chaque moment est unique.

    Votres petits voyageurs avec amour

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: