Ometepe

Dejando atras la ciudad y llamado a la aventura, tomo rumbo a Ometepe,una isla situada en medio del enorme lago de Nicaragua. Desde Granada a la ciudad de Rivas, de ahi al cercano puerto de San Jorge, donde se toma un barquito hasta la isla.Impresionante lo barato que resulta el transporte en este pais. La moneda nacional es la “Cordoba” ( 1 euro= 28 cordobas). El bus de una hora y media de trayecto me ha costado 20C y el barco 30C.

Ometepe es conocida por ser un paraje natural cuyo mayor atractivo reside en sus dos imponentes volcanes; por un lado el de La Concepcion, que esta activo, y por otro el de Maderas, que posee un lago un su crater inactivo.

Volcan de Concepcion

En cuanto el barco atraca me doy cuenta de que no tengo ni idea a donde ir, ni en que zona de la isla alojarme ni “na de na”. Lo unico que se es que quiero subir a uno de los volcanes. Pero no soy el unico en esta situacion. A los 3 minutos de estar investigando sobre que hacer me cruzo con el que sera mi compañero de viaje los proximos dias. MARIANO HUGO RODRIGUEZ  llama la atencion al verlo. Porta un gorro blanco muy sesentero que no termina de esconder su pelo largo, camisa azul muy hippie, bañador “surfer” verde y sandalias de cuero tipo ” Moises” .Luce un bigote y una perilla de años de evolucion del mismo tono negro que sus ojos. Dice ser de la Patagonia (Argentina), concretamente de un pueblo llamado ” El Bolson”. La primera impresion es la de haberme encontrado con un gran personaje..

Con Mariano en el bus

Decidimos ir juntos a Santa Cruz, un pequeño pueblo situado en la base del volcan de Maderas,para al dia siguiente llevar a cabo su ascension. Nos alojamos en una finca ecologica llamada Zopilote. El lugar es precioso. Son unas cabañas de madera muy bien integradas en medio de la naturaleza. Obviamente aqui todo es ecologico y se reciclan casi hasta las uñas de los pies. Hay muy buen ambiente. Tienen horno de leña y hoy toca pizza. Todo el mundo se reune a degustar esta maravilla de la cocina italiana. Tambien hay vino y ron. Tras la cena un poco de baile improvisado. Gente de todas las partes del mundo, gente muy diferente unos de otros pero todos con algo en  comun: las ganas de conocer, conversar, reir y experimentar…

Buscando donde dormir

Cabaña en Zopilote

Mariano, despues de “chuparse” una botella de vino y de atacar con enfasis a la de ron empieza a deslumbrar y mostrarnos a todos lo gran personaje que es. Cierto es que no le hace falta ni una gota de alcohol para hacerlo. Se define como profesor y poeta. Regala poesias escritas in situ, dedicadas a cada miembro de los que en nuestra mesa se encuentran. Verlo tocar la guitarra, descamisado y con su voz rota cantando algun tema de Extremoduro va a ser una de las grandes imagenes que me llevare de estos dias: Mariano eres magico.

Al dia siguiente tocaba subir al “Maderas”. Para no perder la costumbre, nada de guias y con la unica indicacion de la obvia presencia del volcan frente a nosotros. La fortuna al principio y los consejos de Juan Jose, un recolector de frigol que nos cruzamos mas adelante, nos llevaron hasta el sendero correcto.

Comienza la subida

Juan Jose y sus frijoles

Si bien la dificultad no viene dada por la inclinacion del camino, la dureza reside en que todo el recorrido esta encharcado y lleno de lodo lo que provoca muchos resvalones y caidas. Hay que ir muy atento a la hora de posar los pies.El 90% de los dias la cima de este volcan esta cubierta por nubes y hoy no es uno del 10% restante.

Barro

salvajismo

En plena selva

salvaje

Cruce de caminos

Despues de mas de 4 horas de subida y llenos de barro hasta las cejas llegamos hasta el crater, donde si quieres ver el lago que lo ocupa, debes aproximarte mucho ya que la niebla impide la visibilidad casi por completo.

Como muchas  de las cosas en esta vida, fue mas bonito el camino que la meta.

En el descenso fueron varias las ocasiones en las que el trasero toco el barro.

Ya en nuestra cabaña,  tras un ducha y la correspondiente pelea con el barro incrustado en todo el cuerpo, hice lo que llevaba diciendo durante toda la subida al volcan: sesion de hamaca Paraguaya. Casi 9 horas ( por reloj)  tirado en este maravilloso invento, charlando con Rebeca, una chica de New York y con Mariano, que sin dejar de ser todo un loco, es ante todo una gran persona.

Hamaca con Rebeca y Mariano

Carlos. enero 2012

Anuncios

One response to “Ometepe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: