Salida de la selva via Tarapoto

Atracamos a primera hora de la mañana en el pueblo de Yurimaguas. Tras unas semanas incomunicados, lo primero que hacemos es dirigirnos a un ciber para obtener algo de información hacia nuestro próximo destino y por qué no decirlo, a cotillear un poco el Facebook.

Sin mucho más que aportarnos el término de Yurimaguas, el trayecto hasta Tarapoto es de unas 2 horas en Minivan y en este caso tenemos buena recomendación de un alojamiento gracias al “Malaguita” amigo de Charly: Albergue el Achual.


Nuestro hogar

Nuestro hogar

Con la bienvenida de Moisés, arrendador del complejo, nos instalamos en nuestra nueva habitación  y durante el resto del día nos relajamos después de unos trayectos algo estresados. Así que, indagamos sobre cualquier tipo de actividad para realizar durante los días que estaríamos allí alojados.

Moisés, gran anfitrión

Moisés, gran anfitrión

Tarapoto ofrece un turismo de aventura con hermosos paisajes e impresionantes cataratas, además se caracteriza por su variedad en comidas típicas y tragos exóticos.

Con el mapa en mano nos disponemos a visitar los lugares típicos de la zona, el más cercano y de fácil acceso, a tan sólo 20 minutos de la ciudad, se encuentra la  “Catarata de Ahuashiyacu” con una caída de unos 35 metros de altura es la más turística del lugar.

Salto al agua

Salto al agua

El resto del día lo aprovechamos para degustar los innumerables sitios con los que cuenta Tarapoto dedicados a la hostelería. La alimentación durante nuestra estancia aquí ha sido digna de mencionar debido a su gran calidad y precios a la baja. Hemos podido saborear platos típicos como el tacacho con cecina y chorizo, la patarashca, los caldos de gallina… etc, etc.

Así mismo aprovechando las fechas en las que nos encontrábamos, hicimos nuestra particular “Cena de Empresa” en un restaurante al que éramos asiduos y con una parrillada de carne, de la cual no dejamos ni los huesos!

Cena para 2

Cena para 2

En los días siguientes continuamos con nuestro plan marcado de conocer todos los rincones de la selva baja que contiene esta población a orillas del río Shilcayo. La siguiente ruta que emprendimos transcurre por el Alto de Shilcayo dirección a las cataratas de “Vestido de novia” y “Tamushal”. Anduvimos unas 3 horas por un sendero lleno de vegetación espesa, si bien, hay momentos en los que el camino atraviesa el río por troncos en forma de puente o piedras, algunas de ellas muy resbaladizas.

En este período nos encontramos con una cabaña habitada por “Orlando”, una especie de Ace Ventura que se encarga de la preservación de la flora y fauna y la reinserción de especies silvestres.

Charly Ventura

Charly Ventura

Después de un rato charlando con Orlando y fotografiándonos con cualquier animal que se nos acercaba, llegamos a nuestro destino acompañado de una especie de roedor , el cual se sabía el recorrido bastante mejor que nosotros.

Charly y el Cohatí

Charly y el Cohatí

“Vestidos” de novia

“Vestidos” de novia

Almuerzo en Tamushal

Almuerzo en Tamushal

Otro de los días nos desplazamos hasta una localidad cercana llamada “Lamas” con la intención de hacer un trekking hacia otra catarata (en este caso fue la que menos nos gustó)
y también conocer el barrio nativo de Wayku considerado como el principal poblado étnico de Quechua, donde su principal particularidad son sus casas construidas de barro.

Castillo de Lamas

Castillo de Lamas

Cascada Chapawanki

Cascada Chapawanki

Mujer  indigena de Wayku

Mujer indigena de Wayku

Con unos cuantos de trekking entre pecho/espalda, y alimentados a base de bien; llegados al fin de semana sólo nos faltaba conocer la vida nocturna de Tarapoto de la cual teníamos buenos informes. Por si fuese poco en nuestro Albergue vivía “Miguel” un prototipo de macho ibérico español, pero en Perú, quien nos acompañó en cada una de nuestras salidas como gran valedor de la zona.

Miguel “Travolta”

Miguel “Travolta”

El sitio por excelencia fue la Discoteca Anaconda, amplio lugar y en su mayoría de nativos, con lo cual nuestro cartel de gringos era más que evidente. Eso no fue demasiado problema para integrarnos rápidamente y más aún si te has bebido minutos antes una botella titulada RC (rompecalzón)… Y aquí debe acabar este post!

Dani

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: