De la Paz al Salar de Uyuni

Dejando atras la tranquilidad y la calma del Titicaca emprendo rumbo a La Paz. Nada empezo bien en la gran ciudad. Ademas del ruido, de los coches y de la multitud de gente, habia que añadir que mi mochila, la cual viajo en el techo del bus y que teoricamente iba bien cubierta por unas lonas, acabo chorreando al igual que todo su contenido, es decir, toda mi ropa. Ademas, no me fue facil encontrar  un lugar libre donde dormir, lo que me hizo patear cargado como un mulo, por esta ciudad, situada a 3650 msnm .

Vistas de La Paz

Vistas de La Paz

Lo que mal empieza no tiene por que acabar mal. De hecho, acabe hospedandome en “Wild Rover” y ahi conoci a Daniel, un chico mitad cubano mitad holandes y 100% personaje, con el que comparti los siguientes dias de viaje. Juntos nos aventuramos a hacer en bici la ruta conocida como “Dead Road” o carretera de la muerte denominada asi por los numerosos accidentes que ocurrian cuando ese camino era la via principal. Ahora, por suerte, son solo los ciclistas  y escasos vehiculos  quienes lo transitan y el numero de bajas ha disminuido mucho.

Equipados en el Dead Road

Equipados en el Dead Road

Una furgoneta te lleva hasta el inicio a 4700msnm. Desde ahi, un descenso de varias horas por un camino de tierra, lo suficientemente  ancho si vas en bici, y bastante estrecho si vas en coche, te lleva hasta los 1200 msnm. Cuando estas ahi entienedes el porqué de llamarse “Dead Road”; y es que en casi todo el trayecto, al costado del camino solo ves un enorme barranco.

Curvas peligrosas

Curvas peligrosas

DSC_0803b

De la Paz tome rumbo a Uyuni , uno de los lugares mas visitados de toda Bolivia. La travesia la hice en bus durante toda una noche de baches y frenazos. No voy solo, Daniel, el holandes, se convirtio en mi compañero de viaje durante unos dias. Hablar de Uyuni es hablar del salar mas grande de la tierra ( 12.000 km). Existen numerosas agencias en las que puedes contratar un 4×4 con su correspondiente guia y adentrarte durante algunos dias tanto en el salar , en el desierto de Siloli , e incluso llegar a la frontera con Chile.

El primer dia , antes de entrar en el salar, visitas un cementerio de trenes, donde todas las fotos que echas te parecen pocas.tren1

DSC_0846DSC_0842b

DSC_0861b

Asi es la vida

Asi es la vida

Al entrar en el salar te das cuenta de la inmensidad del lugar. Es un desierto salado y  blanco donde el horizonte se hace infinito. Es algo inimaginable.  En  medio, tras recorrer bastantes km a bordo del 4×4 llegas a la isla Incahuasi, donde lo mas peculiar son sus cactus gigantes.

Salar de uyuni

Salar de uyuni

Sal

Sal

Un cubano -holandes y un español en el salar

Un cubano -holandes y un español en el salar

Evolucion

Evolucion

Isla

Isla

Cactus gigante

Cactus gigante

Dejando el salar atras, llegamos a un sitio para pernoctar, alejado de todo pero  donde no nos falto ningun lujo como el agua caliente.

En los dias siguientes tomas direccion sur, descendiendo por desiertos de piedras, arbustos y  arenas rojizas.En todo momento estas rodeado de enormes volcanes, cuyas cumbres, algunas superando los 6000m, estan cubiertas de nieve. Se suceden las lagunas a tu paso, algunas de ellas de colores fascinantes dependiendo del tipo de roca.  Quizas si me vendaran los ojos, me trajesen hasta aqui y me dejasen contemplar estos paisajes, podria pensar que estoy en otro planeta.DSC_1079

Paisajes lunares

Paisajes lunares

DSC_0034

DSC_1176

laguna1

DSC_0077

DSC_0182

DSC_0046

El ultimo dia llegamos hasta la frontera con Chile, donde nos separabamos Daniel y yo. Continuamos de vuelta a Uyuni parandonos en un lugar precioso llamado Laguna ” Turkiri”  cuyo reflejo te llegaba a confundir sobre el principio y el final del cielo.

Frontera

Frontera

Entre el cielo y la tierra

Entre el cielo y la tierra

De vuelta a la ciudad aun tenia una espinita clavada. En los dias anteriores habia llovido, lo que significaba que el salar tendria una capa de agua que le daria un aspecto muy diferente a como yo lo habia visto. Tras pasar la noche en el pueblo, me dispuse a volver al desierto salado pero esta vez en solitario y en bici.  33km de camino de polvo,tierra, y baches me separaban de mi objetivo. En el  trayecto, los numerosos 4×4,cargados de turistas, me  adelantaban  a alta velocidad sin consideracion alguna por la polvareda que levantaban.DSC_0304

bici1

A parte de los vehiculos, con las unicas criaturas que me cruce fue con grupos de llamas y vicuñas.

Trafico

Trafico

El esfuerzo a tal aventura solo fue comparable al premio recibido. Estabamos solos la bici y yo en el salar. Iba donde queria.  Explorabamos el horizonte sin perder de vista las montañas que me servian de referencia. La sensacion era de pura libertad.  Senti una explosion de euforia en aquel momento.

DSC_0371b

DSC_0351b

Extasis

Extasis

Pero aun quedaba volver.


One response to “De la Paz al Salar de Uyuni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: