Archivo mensual: octubre 2012

De la Amazonia al altiplano ecuatoriano

Hasta hace escasas semanas pensaba que la amazonia pertenecia integramente a Brasil o Peru. No sabia que un hermoso pedacito de este paraje traspasaba la frontera ecuatoriana.Y para descubrirlo tan solo nos separaban un par de horas de bus y un buen paseo en camioneta.

El punto de inicio es la pequeña ciudad de Puyo, lugar donde nos aguarda Henry, un nativo buen conocedor del entorno, amante de la naturaleza y dedicado en cuerpo y alma a la conservacion de la amazonia.En la expedicion nos acompaña Diego, el brasileño que conocimos en Baños.

Despues de haber hecho todos los trayectos posibles en vehiculo, tocaba andar. Quizas la opcion mas correcta hubiera sido llegar de dia pero no fue asi. Tocaba caminar unos 30 minutos hasta llegar al campamento donde pasariamos los dias siguientes. El frontal es la unica luz que ilumina de forma parcial un sendero resbaloso,embarrado y cargado de trampas.La oscuridad oculta un paisaje que se adivida precioso. Al sonido de nuestros pasos se unen la armonia musical acompasada con la que se expresan la multitud de especies animales que aqui habitan.

El campamento nos sorprende para muy bien.No teniamos idea alguna de a donde ibamos y llegamos a un sitio fantastico.Una gran cabaña hecha de madera, bambu y paja con lujos inesperados como agua corriente ( almacenada por las lluvias),ducha,algun que otro colchon y tiendas de campaña para no dormir al raso.La madre de Henry vive aqui  y ejerce de cocinera en esta aventura.

El campamento

Nuestra habitacion

Su buena cocina

Baños

Ya sin frontales, la luz de las velas nos acompañan en una cena tipica: sopa y pollo con arroz. Todo buenisimo. Y para bajarlo una deliciosa limonada que no a todo el mundo sento demasiado bien.Solo faltaba ir a dormir y descansar para estar en forma en el trekking del dia siguiente.

Cenando a la luz de las velas

Las luciernagas se apagan cuando cierras la tienda y la tranquilidad es tu compañera de cama. El sueño es profundo durante horas,exactamente hasta que escuchas un ruido conocido en nuestra tierra como “Llamar a Juan”; si, era Dani que se encargaba de devolver a la madre tierra todo lo que habia ingerido durante el dia.Y no una ni dos sino hasta 6 veces durante toda la noche. En favor de esa limonada, obviamente elaborada con mucho amor , cariño y agua de lluvia, decir que al medio dia nos habiamos puesto finos de pasta con unas gambas y unos calamares que lo mas cerca que estuvieron del mar fue en un paseo por el amazonas.

La mañana se presenta clara permitiendo visualizar lo que la noche te hacia solo intuir: selva, selva y mas selva. En la lejania, el volcan Sangay mostraba su cumbre repleta de nieve.

Amanece en la selva

Dani, aun estando mas seco que el Adri en pleno agosto, tira de casta y se une al trekking. La indumentaria, mas que curiosa, esta formada por unas buenas botas de agua, pantalon largo y un enorme machete amarrado al cinturon,  nada comodo de portar.

Campamento ecuatoriano con el machete en la mano

Durante mas de 6 horas estuvimos caminando por la selva. En ese tiempo avanzamos por pequeños senderos que por momentos parecian desaparecer en la frondosidad de la vegetacion. Sorprende la facilidad  con la que pierdes la horientacion en un lugar como este.

Descendimos por el rio Anzu  saltando de piedra en piedra,intentando sin exito evitar el chapuzon inesperado. Tambien existieron los baños voluntarios en alguna poza donde el agua parecia relajarse y tomarse un respiro en su camino. El lugar era impresionante. Henry aprovechaba cualquier pausa para darnos algunas nociones sobre supervivencia en la zona.

Rio Anzu

Salto al rio

Por momentos,al principio de la caminata, pense que Dani, completamente deshidratado y falto de fuerzas, no podria continuar.  Tras una pequeña siesta junto al rio,no solo revivio, sino que incluso nos deleito con alguna acrobacia.Bravo por Danielo.

Cadaver Danielo

Danielo Voltereta

Las tardes en el campamento te invitan al relax, a la hamaca, al guitarreo y al no estres.

Relax

Atardecer

Seco

Durante nuestros dias por Sumac Kausay ( nombre exacto del lugar) tambien tuvimos la oportunidad de adentrarnos en algunas cavernas.

Equipo Sumac Kausay

Reptamos por sus estrechas galerias desafiando los limites de la claustrofobia y nos llenamos de barro como niños.

Caverna Copa del Mundo

“Pajaros” de barro

GRANDIOSA AMAZONIA

Dejamos la selva atras y continuamos nuestro camino. Una primera escala de nuevo en Baños (casualmente era sabado) con su correspondiente fiesta y una segunda en Latacunga, ciudad fea, bulliciosa y fria que no tardo en ganarse el sobrenombre de “Latachunga”.Lo positivo fue que la escasez de nubes nos permitio contemplar el Cotopaxi  en todo su esplendor.

Vista volcan Cotopaxi

Si perder mucho el tiempo, y tras haber pernoctado en Hostel  Tiana ( que recibe mas recomendaciones de  las que merece- a quien cojones se le ocurre hacer un hostel situado a 2400 m de altitud y poner todas las areas comunes al aire libre) tomamos rumbo a Quilotoa.La expedicion la formamos Diego (el brasileño), Nuria (una catalana que conocimos en Baños), Dani y yo.

La carretera que nos separaba de nuestro destino solo podia subir y serpentear, sorteando cerros y montes hasta que,pasadas 2 horas nos dejaba a 3900 metros sobre el nivel del mar, en la pequeña aldea de Quilotoa.

Bus hacia Quilotoa

Estamos en el corazon de la cultura indigena donde apenas se habla castellano y si el Quechua, donde las facciones cuentan una larga historia y donde la sonrisa es la mejor forma de saludar.

Niñas indigenas

Charly “El Quechua”

Este lugar es conocido por la hermosa laguna que tiene ubicada en el crater del volcan.No se conoce entrada ni salida del agua y se dice que es salada; no llegamos a bajar para comprobarlo.

Malaguistas por el mundo

A casi 4000m, cuando el sol se esconde, el frio se hace insoportable a menos que estes cerca de la chimenea y disfrutando de alguna infusion bien calentita mientras por la ventana podias ver pasar los pingüinos con bufanda y tomando espidifen.

Hicimos lo que el lugar pedia: tranquileo, fuego, lectura y blog.

Tarde de acople

Familia feliz

Carlos


BAÑOS: Aventura, Descanso y Diversión!

Amanece en Quito, nublado para variar, con la intención de partir 
hacia un nuevo lugar.
Con la mochila preparada nos despedimos de Casa Bambú, 
dejando atrás a un buen amigo y mejor persona, Ernesto! 
Y el monedero de Carlos 
(que lo adquirió en Tailandia) y que ya ha sido repuesto por uno 
comprado en Ecuador (larga vida).
Agarramos un autobús (aquí en Sudamérica "coger" 
se utiliza en otros términos) el cual 
nos llevará a nuestro destino en aproximadamente 3 horas 
(4 horas y media para los ecuatorianos).
El viaje resulta placentero ya que el bus no va 
demasiado saturado y podemos estar cómodos, comiendo algo, 
escuchando música y dando algún que otro "cabezazo".
Sobre las 17:00h. de la tarde, llegamos a Baños de Agua Santa.
Situada a 180km de Quito, con un clima húmedo y una temperatura 
media de unos 20º, y a una altura de 1.800m (dato importante ya 
que en Quito a 2.800m nos costaba más dormir por las noches a esa 
altitud).
Baños se caracteriza por su amplia posibilidad 
de practicar deportes de aventura, por lo cual 
nos resultó muy atractiva la idea de estar varios días 
allí haciendo algo de ejercicio.
Buscamos un hostel llamado "Princesa María" ya que varias personas
nos lo habían recomendado. Llegamos al sitio y nos encontramos 
con un "Hotel" de 7$ la noche y que por las condiciones de dicho 
lugar, de 7*! Habitación doble, baño privado con agua caliente, 
camas de 2x2, televisión con satélite, Wifi... Eso sí, bastante 
tranquilo, ocupado principalmente por parejas (hasta que llegamos
nosotros). El propietario, al vernos, se encargó de recordarnos 
varias condiciones y prohibiciones, las cuales no llegamos a 
cumplir.

Saulo (personaje de alguna peli de Adam Sandler) el Jefe del Hostel

Primera noche de jueves... Primera juerga! (Que ya tocaba).
Casualmente son las fiestas patronales de la Virgen de Aguasanta 
que duran todo el mes de Octubre (en este país la gente es muy
religiosa). Y que mejor manera que celebrarlas junto a los
nativos del pueblo! Orquesta de barrio 
(los Kalima de Torremolinos), bailes tradicionales,
un poco de alcohol y muchas risas son 
el resumen de nuestra primera toma de contacto con la zona.
Al día siguiente nos despertamos con la intención de realizar 
una ruta por la montaña, hacia "La Casa del Arbol", 
situada a 2.660m. de altura.

Casa del Arbol

En el ascenso nos encontramos con 
una pareja de españoles,concretamente de Pamplona 
(imposible nos hablar de San Fermín) a 
los cuales dejamos en la estacada; difícil seguir el ritmo de dos 
chavales "jóvenes" atléticos, JA!

Primera parada Bellavista

A mitad de la etapa damos con otra persona,
de ojos rasgados, que dice ser de Malasia... Lo que viene
a ser en España un Chino!

Nuestro colega er Chino

Con un peso de 40kg (repartidos en
20 de cuerpo y otros 20 de cabeza) y aficionado a los maratones,
nos hizo sudar de lo lindo. Tras contrarrestar las escapadas
del chino, hicimos todo el trayecto juntos hasta el final.

Almuerzo juntos en La Casa

Volando en el columpio

Ya en tierra firme nos dispusimos a quemar la noche del viernes!

Bajada final, monumento a La Virgen

La zona rosa de marcha transcurre por una calle repleta de bares,
pubs, discotecas, tiendas 24h y locales de comida rápida. 
Salimos como si lo fuesen a prohibir y bebimos a dolor, 
Ron "los del Río" 3$ la botella. Aquí la polícia pasa 
por la calles alas 2 de la madrugada cerrando todos 
los bares e invitandote a abandonar la zona 
a través del altavoz. Aunque nosotros esa noche prolongamos
hasta las 5 de la mañana ya que ibamos muy arribita!

El sábado nos levantamos algo perjudicados, la noche anterior había 
sido larga y dura. Eso sí, hicimos un trekking suave por un sendero
llamado "Los Suaces" para sudar algo de alcohol y 
así coger fuerzas para la noche.
Sábado noche, Ron "c/ San Miguel" 5$ (un poco más de nivel), 
Leprechaun, Polícia y esta vez sí, pa la casa! Temprano y ya 
cansados de la anterior noche (nada bueno ocurre 
después de las 2:00 a.m.)

Leprechaun Bar

El domingo nos decidimos por alquilar unas bicis e hicimos un 
trayecto de unos 21km denominada la Ruta de las Cascadas. La ruta 
transcurre en mayor parte por la carretera y viendo como conducen 
aquí, no resultó muy excitante. Pasamos por numerosas cascadas, 
la conocida como " Pailón del Diablo" fue la que más nos impresionó.Desde un puente colgante pudimos admirar la caída y la fuerza del 
agua desde unos 80m de altura.

Cascada Pailon del Diablo desde arriba

De ahí llegamos al Río Verde, dando por finalizada la etapa.
Para nuestra sorpresa sólo llevabamos 6$ de bote (de los cuales 3 
eran para regresar con las bicis remolcadas) y queriamos probar 
las famosas "empanadas de Mercedes" de un puesto ambulante próximo 
al río. La elaboración era totalmente casera y con mucho amor,
con unprecio de 1,5$, finalmente pudimos comernos una cada uno,
de pollo con queso, e incluso una tercera invitada por ella
que contenía plátanos y mermelada de frambuesas como postre. 
Todo ello con agua que portabamos en la mochila... Vaya negocio el 
suyo con semejantes ruinas! Eso sí, puedo decir que son las mejores
empanadas que he probado en mi vida y es una obligación comerlas
para toda persona que venga por aquí. Gracias Mercedes!

Empanadas Mercedes, Im-presionantes!

Con el estómago lleno, que mejor manera de hacer tiempo viendo un 
partido de fútbol, antes de volver a nuestro hogar. 
Concretamente fueron 2 partidos, uno de hombres y otro de mujeres, 
mucho más divertido éste segundo. Su buen campo de albero, 
perros paseando por la banda, un bus que aprovechaba 
la portería como rotonda para cambiar de sentido 
(supongo que de ahí viene la expresión "poner el autobús") 
y balón Mikasa! (Una pena no llevar el Iphone encima para grabar el 
momento saque de puerta, realizado siempre por el/la defensa más 
corpulento/a del equipo, a modo "puón" para intentar alcanzar el
medio del campo, sin ningún éxito; imposible levantar dicho balón).

Poniendo el autobus

Volvimos en un "pick-up" con las bicis al hombro y ya en Baños
fuimosa relajarnos a las "Piscinas de la Virgen". 
Una de agua caliente con una temperatura próxima a los 54º 
y otra fría, como contraste para recuperar los músculos.
Para finalizar el día, como buen Domingo que era, fuimos de 
cena a un restaurante. El menú: Yo- Apanados (filete empanado) 
con patatas y huevos. 
Charly- Filete de ternera (con más nervio que Di María, jajaja)
y menestra de verduras. Total 10$. Y a dormir como señores!

El lunes hubo un antes y un después en nuestras vidas. En el Hostel 
desayunamos con Roco (un suizo muy divertido) quien se dirigía a 
realizar puenting esa misma mañana. Lo acompañamos
para ver su hazaña sin imaginarnos que 30 minutos más tarde
estaríamos atados a una cuerda y lanzandonos al vacío. 
Fue desde el "Puente de San Francisco", con una caída de unos 150m 
y con unas vistas que solo de asomarte ya te temblaban las piernas. 
La sensación es indescriptible,acojone al principio y 
euforia después.

Danielo

Charly

Con la emoción en el cuerpo aún presente durante la tarde,
el resto del día no dio para mucho más.

Por lo bien hecho, cerveza pal pecho

El martes subimos hasta el punto más alto de la localidad,
el volcán de Tungurahua (5.016m de altura).

Mirador del Tungurahua

Acompañados por Danny, alojada también en nuestro Hostel,
hicimos una ascensión de unos 4.200m. con lo que ello supone, 
falta de oxígeno, frío, sensación de mareo y pocas energías 
después de muchos esfuerzos para intentar coronar el cráter, 
ya sin camino hábil, escalando por la zona de roca volcánica
que había dejado la lava en su última explosión en 2006.

En el Refugio intentando hacer fuego

Coronando el volcan

Desde las 7:00 de la mañana que una camioneta nos llevó 
hasta "Pondoa" donde da comienzo el sendero de la ruta 
hacia el "Refugio", hasta pasadas las 16:00 de la tarde, 
fue la duración de este reto bastante duro pero
a la vez satisfactorio y muy gratificante.

Dificultad para respirar por encima de las nubes

El miércoles decidimos continuar con nuestra
semana de multiaventura,esta vez con algo más tranquilo, 
concretamos una excursión para hacerun Rafting que transcurría
por el río Pastaza, de nivel 3 superior. 
Fueron como unas 3 horas de bajada, muy divertido! (De este
momento no hay datos ya que no disponemos de cámara acuática;
Charly viajero excéntrico necesita ya una cámara GoPro). 
El paquete incluía un almuerzo que consistía en Arroz (para variar) 
y una Trucha, lo típico en zonas cercanas al río. 
A la vuelta, vimos la derrota del Madrid contra el Borussia 
de Dortmund, acompañados de Flo, un alemán amigo nuestro del hostel
y yo como buen catalino disfrutamos durante el partido. Y como no 
la victoria del EUROMALAGA frente al Milan por 1-0 en un día 
histórico para los malaguistas, siendo el mejor equipo en lo que va de Champions. 
(Por cierto el Jeque en vez de gustarse tanto sentao al lao 
del Galliani, a ver si se rasca ya el bolsillo).

El jueves fue un día de transición ya que ibamos a dejar "nuestra 
casa" en Baños para adentrarnos en la Selva Ecuatoriana. 
Hicimos las gestiones pertinentes para cerrar la siguiente escala 
que tendría unaduración de 3 días... Welcome to the jungle!

Llevabamos una semana ya en este lugar "atrapados" por su encanto,
habíamos practicado todo tipo de deportes: trekking, puenting, 
rafting,drinking... Qué más se podía pedir?

Como dirían por estas tierras cuando algo les resulta bueno, 
BAÑOS es CHEVERE!!!

                                                         Danielo

Con los pies en sudamerica: Quito

Ocho meses despues  vuelvo a estar en latinoamerica, aunque siendo sincero,creo que nunca llegue a irme de aqui.

Aunque el primer destino es Quito, el viaje comienza unos dias antes, justo en el instante en el que sientes ese cosquilleo que recorre tu estomago, ves que  la maleta va tomando forma y hay ya muchas cosas tachadas en la lista de ” No olvidar”.

Grandiosa la despedida que nos preparo la “Family” en forma de barbacoa, y grandioso tambien el fin de semana de escala en madrid gracias a gente fantastica como Musta, Javi, Esau, Miri, Aino,Juanito, Lucas y Helena…… Muchas gracias a todos.

Este año viajo con la pena de no tener a mi lado a mis compañeros de fatiga de  las anteriores ediciones Raul y Maite, con los que aprendi no solo a viajar sino muchisimas cosas de la vida, y a los cuales echare muchisimo de menos.  Pero para esta aventura, tengo el placer de venir con mi gran amigo de toda la vida, Danielo Salas, que se estrena en este estilo de vida.

A las 7.30 de la mañana  sonaba el despertador . Era 15 de octubre y el dia iba a ser largo. Nos habiamos propuesto ir cansados al avion y esa prueba la superamos con creces, ya que, si mal no recuerdo, a las 3.30 aun sosteniamos una cerveza en la mano.

Nada mejor para que la resaca desaparezca en menos de un segundo, que la azafata de tierra de iberia te diga que no puedes volar a ecuador si no posees un billete de salida de dicho pais. Obviamente nosotros solo llevamos boleto de ida y solo faltaban 25 minutos para el cierre del vuelo, tiempo en el que teniamos que encontrar una solucion.No nos lo podiamos creer. Nos quedamos en estado de shock. Por suerte, gracias a la ayuda de unas azafatas muy apañadas, en escasos minutos hicimos una reserva ( que nunca llegariamos a pagar) de un vuelo de ecuador a medellin ( que nunca llegariamos a tomar), pero que servia para engañar al sistema informatico para un posible control en el aeropuerto de quito. Despues de un mal rato, ya pudimos subir al avion.

11 horas y 40 minutos de vuelo que se podrian resumir en 11 horas durmiendo y 40 minutos comiendo; todo gracias a un finde loco y a una dormidina via oral.

Y por fin, previo paso por el control de migracion, estabamos en nuestro destino. Para nuestra sorpresa,teniamos a alguien esperandonos en el aeropuerto: Danny, una alemana que conocimos en guatemala en el ultimo viaje y que ahora vivia en ecuador.

Fuimos todos hasta el Hostel Casa Bambu, nuestro hogar durante los dias en Quito. En el trayecto conocimos a Ernesto,un uruguayo que se unio a nosotros.

La capital de ecuador se encuentra a 2800 metros sobre el nivel del mar, y nuestro hostel, a decir por la ultima cuesta que nos separaba de el,diria que esta a 3500. A parte de eso, es un lugar muy limpio,acogedor, con cocina, internet Wifi, muchas zonas comunes y 7 dolares de culpa.

Quito esta enclavado en plena cordillera andina.Debido a su altitud, y la cantidad de subidas y bajadas que poseen sus calles, la sencilla tarea de respirar, se convierte en algo dificil.Cuando miras al horizonte ves miles y miles de casas que parecen escalar las montañas sin dejar hueco alguno. Posee uno de los centros historicos mas grandes y mejor conservados de America del sur. Si caminas por sus calles puedes disfrutar de sus innumerables iglesias, de la basilica, de sus casas coloniales y del trasiego de gente.

Por su ubicacion , Quito es la ciudad de los miradores. Uno de ellos es el de ” Panecillo”. Para subir te recomiendan hacerlo en taxi por dos motivos: las incontables escaleras y el alto riesgo de ser asaltado en el camino.Pero a nosotros nos gusta “tirar de cuadriceps” y jugar con la suerte. Antes de empezar a subir y al preguntar por el rumbo a tomar ya nos advierten del posible peligro.Al comenzar el ascenso nos cruzamos con una señora que tras mirar a ambos lados nos dice:”tengan cuidadito por aqui”.Al llegar a un mirador, aun lejos del Panecillo, otro hombre nos repite lo mismo.Resultado: mitad del camino, foto y “pabajo”.

Subida a Panecillo

y subiendo

Pre- Panecillo

Almorzar en el mercado de Santa Clara es la mejor forma de recuperar fuerzas: Caldo de pollo+guiso de carne con arroz+agua= 1´5dolares.

En los alrededores de Quito hay bastantes cosas que visitarUno de esos lugares es Papallacta, un pequeño pueblo a tan solo 60 km de la ciudad. En nuestro tercer dia en ecuador nos aventuramos a conocerlo.Nos acompañaba Ernesto, el uruguayo.

Dicen que todos los caminos llevan a Roma,pues bien, casi estuvimos cerca de llegar a Italia antes que a Papallacta. El dia empezo mas que regular. Era hora punta en Quito cuando nos subimos al primer trolebus que nos llevaria hasta la terminal de Ofelia. Casi no llegamos a entrar de lo cargado que iba.Sin apenas sitio para posar los pies,intentabas mantener la verticalidad luchando con la inercia de los frenazos. Pasados tres minutos parece que se abre un pequeño “espacio” y puedes respirar. Le pregunto a Dani si lleva bien controlado el monedero con el “bote” a lo que me responde con un rapido “Si”, que termina por convertirse en un “No” tras las comprobaciones pertinentes.Pues si, nos habian robado la cartera. Cierto es que solo contenia un aproximado de 25 dolares, suficiente para que ambos pasaramos el dia.No tenemos fotos del momento bus porque obviamente, si llego a sacar la camara para tomar alguna instantanea, creo que ahora no tendria ni fotos ni camara. Ernesto se convirtio en nuestra salvacion economica para continuar con el objetivo marcado: Papallacta.

Despues de bajarnos del trolebus,que por lo bien que robaban podia estar conducido por algun politico español, agarramos un bus que nos dejo en plena autovia. Desde ahi otro que nos dejo en un cruce y un ultimo de mas de una hora que nos llevo hasta otra interseccion con un cartel que ponia: “Termas Papallacta 4 km”. Casi 4 horas para llegar ahi y aun faltaba un buen pateo. Por si fuera poco……lloviendo.

Como dato positivo el entorno era precioso.La laguna del mismo nombre que el pueblo,montañas verdes e inmensas y un camino solo para nosotros.

Laguna Papallacta. Dani y Ernesto

Camino

Niños de Papallacta ( no te escondas)

Y por fin el resultado. Llegamos al lugar que veniamos buscando toda la mañana y que por un momento pensamos que no existia: La estacion termal de Papallacta. Unas piscinas al aire libre con aguas termales a una temperatura de entre 37 y 45º. A mas de 3000 metros de altura,con una temperatura exterior de 10º y bajo la lluvia: una forma perfecta para recompensar la dura jornada y para convertir la historia del monedero en anecdotas graciosas y chistes del tipo: Dani: -“No veah…zi me podian avé violao y no m´abria enterao”, -” parecia aquello la olla de la feria”

Mas de dos horas entrando y saliendo del agua jugando con el contraste nos dejaron arrugados, relajados y felices.

Preocupaos

Frio -Calor

La vuelta fue mucho mas facil. Demoramos 3 horitas repartidas en tres buses.  Al llegar al hostel, hicimos uso de la cocina comun y preparamos un buen plato de pasta que junto con un cerveza Pilsener pusieron el broche a un dia fantastico.

Cocinillas ecuatoriano

Carlos